México tiene que aprender de la reunificación alemana

Ciudad de México.- México tiene mucho que aprender de la reunificación alemana, no solo al sistema educativo, a los grandes esquemas productivos, al sistema político y sus estrictos castigos a la corrupción, sino en cuanto a la idea de que el Estado puede, desde su capacidad institucional, reconciliar regiones, minimizar diferencias y superar las brechas.

Y también en cuanto a la reconfiguración del federalismo, de las capacidades estatales y de obligaciones ciudadanas, consideró el presidente del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth, al
inaugurar la Conferencia Magistral sobre “La Reunificación de Alemania y las Consecuencias para el Sistema Internacional”, a 25 años de la reunificación.

El líder cameral, dijo que con la reunificación inició una nueva etapa en la humanidad. “Hermanos tomaron por sus manos la destrucción de un muro y se encontraron, pero también inició el consenso democrático, la era de las libertades económicas, la primacía y mundialización de los derechos humanos, la solidaridad y la justicia como principio de cohesión social.

Ante el embajador de la República Federal de Alemania, Viktor Alexander Elbling; el exministro de Defensa y expresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Alemán, Volker Rühe y las embajadoras de Francia y Polonia en nuestro país,  Maryse Bossiére y  Beata Wojna, respectivamente, el presidente del Senado de la República, dijo además:

Desde el inicio de la reunificación y con la integración europea de contexto, Alemania se empeñó en igualar las condiciones económicas y sociales entre sus partes. La reunificación se entendió como una tarea más trascendente que la ampliación de la República Federal al terreno oriental. Vendría a darle un espacio de centralidad a Alemania que hoy es indiscutible.

Actualmente y debido a la consolidación del liderazgo político y económico, a Alemania se le reconoce como líder dentro de Europa y a escala mundial.

El embajador de la República Federal de Alemania en México, Viktor A. Elbling, dijo que la reunificación alemana se ve dentro del marco de la reunificación europea “Y sin embargo, la historia no terminó después de ambos acontecimientos, pues aún hay problemas que debe afrontar la comunidad europea”.

Y el expresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Bundestag, Volker Rühe, señaló que se requieren reformas en temas económicos y políticos que permitan fortalecer las relaciones entre los países de la región.

Subrayó que independientemente de los problemas que se suscitan en la región en materia de aduanas y fronteras, la Unión Europea logró avances significativos que nunca antes se habían visto. “No es un club de Estados nacionales, es mucho más que una alianza, es mucho más íntima que la OTAN.”

A su vez, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, la senadora panista Gabriela Cuevas Barrón, calificó la reunificación alemana como uno de los procesos definitorios del cambio de época. Uno de los hechos que marcaron el paso del Siglo XX al siglo XXI y que transformó de manera contundente el orden internacional emanado de la Segunda Guerra Mundial.

Manifestó que el resurgimiento de Alemania como país unificado el 3 de octubre de 1990 fue una de las circunstancias más azarosas y al mismo tiempo más deseada de la era moderna. ”Quizás la mayor contribución de la caída del Muro de Berlín fue la de enterrar la lógica de un mundo dividido en bloques y pasar de una integración económica a la construcción de un verdadero proyecto europeo a escala continental, inscribiéndolo en la lógica de un mundo globalizado.”
Triunfo de la libertad

Y el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Europa, Rabindranath Salazar Solorio, destacó que la unificación de Alemania significó el triunfo de la libertad y la democracia, pero además fue el inicio de una nueva era para la humanidad.

“En Alemania había caído el Muro y en el mundo cayó la Cortina de Hierro que dividía el Este del Oeste, para dar lugar al reordenamiento político del Continente Europeo.”

En el marco de la conmemoración del XXV aniversario de la Unificación de Alemania, señaló que la caída del Muro de Berlín en 1989, rompió con el paradigma del mundo bipolar de la Guerra Fría.

La embajadora de Francia en México, Maryse Bossiére se refirió a la reunificación alemana y el dinamismo de la integración europea y expuso que la caída del Muro de Berlín permitió la supresión de los obstáculos a los intercambios y la implementación de reglas estrictas de competencia que permitieron construir un mercado integrado a la escala europea.

La diplomática gala dijo que esto dio como resultado un crecimiento sostenido y más empleo para todos los países de la Unión Europea, que es la primera potencia económica y comercial en el mundo. “Sus Estados miembros conforman el 62 por ciento de su comercio exterior unos con otros.”

se publico en:  El  Sol  de  Mexico