Sección Editorial

Capellanes impulsan una diócesis militar

Noviembre 29, 2015

En una de tantas experiencias, alegres y dolorosas, durante los 12 años que sirvió como capellán castrense en Baja California Sur, el padre Gabriel Baltazar recuerda haber visto al humano detrás del uniforme militar cuando recibió esta pregunta: “¿Padre, yo que he llegado a asesinar me puedo salvar?”.

“Sí, porque no lo está haciendo por su propia voluntad, usted está cumpliendo con su deber, y el que obedece —dice San Agustín— no se equivoca. Usted está defendiendo la patria, usted está defendiendo a México, a sus hermanos, no lo está haciendo matar por matar, sino por algo que está defendiendo”, rememora haber contestado.

El sacerdote Leonardo Rojas, presidente de Clérigos Castrenses, completó la idea del padre Gabriel y sostuvo que, de no desviarse de su papel, los militares cumplen con defender a la patria “ante un justo agresor”.

Ambos presbíteros conocen de rangos, honor, modos y disciplinas de los miembros de las Fuerzas Armadas de México por su frecuente convivencia con ellos y una formación especial que han recibido, incluso en países como Colombia, donde se preparan muchos capellanes latinoamericanos.

Pero, al igual que otros miembros del clero católico consultados, dicen conocer del miedo que invade a los nómadas uniformados que sólo cargan con la soledad; saben de la paranoia que los obliga a no despegarse de las armas y los vuelve agresivos, pero lo que más les preocupa son las repercusiones mentales que, muchas veces, los lleva a la muerte.

“En Constitución (ciudad de BCS), donde no hay generales porque es un regimiento, el coronel encargado me recibió muy bien en su oficina  y me dijo: padre, le citamos porque aquí una experiencia es que se nos han muerto varios militares, se han suicidado”, comentó el padre Gabriel.

Datos de la Secretaría de Defensa Nacional, obtenidos por solicitudes de transparencia, revelan que del 1 de diciembre de 2000 al 18 de diciembre de 2013, al menos 197 militares se quitaron la vida.

La Iglesia apunta que los militares, la mayoría católicos, necesitan no sólo de mayor atención sicológica, sino espiritual. Allí intervienen ellos. Sin embargo, también conocen sus limitaciones en un Estado laico y con una Pastoral Castrense de apenas 38 miembros, que se perfila a ser la base para la creación en México de una Diócesis Militar (Ordinariato), como se cuenta en muchos países.

Entre hermanos

Miguel Ángel Alba Díaz, obispo de La Paz, BCS, a cargo de la Pastoral Castrense de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), apuntó que la presión de los militares proviene no del extranjero sino de las calles mexicanas, a raíz de la lucha contra el narcotráfico.

También que eso ha provocado conductas negativas en los soldados, “un estrés postraumático”, y un descrédito de la sociedad hacia las Fuerzas Armadas, e incluso miedo del pueblo a los soldados.

“A las Fuerzas Armadas se les ha encomendado una misión para la que no se les preparó; se les preparó para defender una soberanía, pero no para luchar contra otros mexicanos, no se les preparó para enfrentar a hermanos de su mismo pueblo, a verlos como enemigos”.

Estos factores han provocado que los militares, cuando llegan a las comunidades, “no saben discernir entre los que son narcos y no, porque saben que todo mundo les va a decir que no está involucrado.

“Esto les va acarreando muchos odios, mucho descrédito, mucha desconfianza. Antes nada más veíamos a los soldados en desfiles, un orgullo; en desastres naturales, admirábamos al Ejército. Pero ahorita, el andar patrullando en “X” estado, en Tlatlaya, por ejemplo: que si mataron gente, que si tuvieron la orden de abatir enemigos; en Iguala, que si participaron, que si no. Ya la gente ve soldados y los ve con miedo”, dijo.

Ante el panorama de pobreza en México, el análisis de monseñor Alba apunta a que muchos militares ejercen esa profesión no por vocación o tradición familiar, sino porque es el camino más honesto que les queda para sobrevivir, pues la otra vía es el narcotráfico, a la que se dedican muchos de quienes fueron sus vecinos, amigos de la infancia o familiares.

En el mundo, la asistencia espiritual a los militares como grupo social específico es muy antigua, pues su organización estable derivó históricamente de la consolidación de los ejércitos durante el siglo XVI y sobre todo durante el siglo XVII, explicó el sacerdote Leonardo Rojas.

Hay antecedentes en México de servicio de capellanes militares durante la Guerra de Independencia, a principios del siglo XIX. A mediados del siglo XX, los hermanos Guillermo y Josefina Belloc constituyeron el primer apostolado militar mediante la creación de la sociedad Amigos del Soldado AC.

En 1948, Luis Ma. Martínez, entonces arzobispo primado de México, puso la primera piedra para construir una iglesia en donde se atendieran las necesidades de los miembros del Ejército, en Lomas de Sotelo. Sin embargo fue hasta 1985, durante la 34 Asamblea Plenaria de la CEM, que se designara al primer obispo al frente de la Pastoral.

Obispo castrense

Actualmente, la Pastoral Castrense está integrada por 38 presbíteros y un obispo diocesano que brindan atención a los soldados, empero, el objetivo es erigir una Diócesis Militar con un obispo castrense, como sucede en muchos otros países, como Colombia, Estados Unidos, Perú o Argentina.

El único que tiene la capacidad jurídica de fundar un Ordinariato Militar es el Papa, pues también implica diálogo a nivel bilateral entre la Santa Sede y México para negociar el acuerdo pacta sunt servanda, que refiere lo que debe cumplir cada parte. Es una negociación que se realiza mediante el nuncio apostólico.

“El hecho de que los capellanes acompañen a los ejércitos en sus actividades, tengan misa los domingos en los campamentos, zonas militares, eso sí necesita unpacta sunt servanda, pero en ese acuerdo se negocian los estatutos de qué es lo que se va hacer y cómo se va hacer”, explicó el padre Rojas.

Pero al ser un Estado laico, aún la Iglesia se dice a mitad del proceso, debido a que podría tardar hasta 30 años para que el Vaticano apruebe la fundación de esta Diócesis, que contaría con capellanes repartidos en todas las diócesis del país, pero sólo para atender a los soldados.

“Se necesita una estructura jurídica, canónica y pastoral para que se pueda iniciar un Ordinariato Militar en México (Diócesis Militar), y esta estructura le compete a la CEM presentarla a la Santa Sede”.

El presbítero indicó que no ha habido impedimento para que su actual estructura funcione como una Diócesis Militar bajo el respeto de las leyes mexicanas. Además, se han apoyado mucho de la experiencia internacional.

Cada dos años se lleva el encuentro de la Pastoral Castrense de América Latina y el Caribe, que congrega a obispos militares y delegados de los países que no cuentan con esta figura, como México.

“En México aún no tenemos iglesias parroquiales en las unidades habitacionales, pero junto con monseñor Hilario Chávez Joya, desde 2000 hemos iniciado capellanías militares lo más cercano a las unidades habitacionales militares”, explicó.

GENERAL SE PRONUNCIA POR UNA SANA DISTANCIA

Samuel Lara Villa, general brigadier en retiro, opina que para evitar confusiones en seguir órdenes durante el servicio activo, los militares requieren de mantenerse punto y aparte de cualquier  práctica religiosa; y en este caso, la Iglesia y el Estado deben mantener la sana distancia.

“La ayuda que pueden proporcionar ellos no es dentro de los cuarteles; eso debe ser muy aparte, afuera”, estableció.

De sus tiempos en activo, Lara Villa recuerda que le tocó ver muchos casos de suicidios, los cuales atribuye a la presión del trabajo. El recuerdo más claro que conserva es el de un compañero que se suicidó en Chapultepec.

“Recuerdo uno en el Castillo de Chapultepec, en el destacamento de Guardias Presidenciales. El compañero se sentó en unos ladrillos y accionó su fusil”, señaló.

Sin embargo, no ve que la ayuda que busca dar la Iglesia sea una aportación clave para evitar los suicidios de los soldados.

“Bueno, si el compañero es muy creyente, a lo mejor sí le va  ayudar, pero yo creo que lo que necesita en ese momento es un sicólogo, que eso sí falta realmente en el Ejército”.

Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) señalan que tan sólo en 2012 brindó a sus soldados 21 mil 346 orientaciones sicológicas, siete mil 589 consultas clínicas y 68 mil 653 conferencias y apoyos sicológicos.

Excelsior

Una década de Angela Merkel

Noviembre 28, 2015

 

BERLIN.- En la hora más feliz de su vida, Angela Merkel formuló una pregunta que desconcertó al pleno del Bundestag. “¿Quién habría pensado que en este año el más alto cargo del gobierno sería traspasado a una mujer?”, dijo cuando pronunció su primer y breve discurso como canciller de Alemania, en un lejano 22 de noviembre de 2005.

Nadie. Y tampoco nadie en Alemania era capaz de explicar entonces como la humilde hija de un pastor protestante que vivió los primeros 35 años de su vida en la zona comunista de la Alemania dividida por un muro y que era una perfecta desconocida cuando el país se unificó en octubre de 1990, conseguiría, en tan sólo 15 años, convertirse en la jefa de gobierno de la primera potencia económica de Europa.

Es cierto. Angela Merkel es dueña de la biografía política más impresionante en la historia de la posguerra del país. Nadie como ella creció tan rápido desde la nada y nadie llegó tan lejos en tan poco tiempo. Y tampoco nadie inició una carrera política con una pregunta casi ingenua que le formuló Helmut Kohl. “¿Entiende usted algo de mujeres?”, quiso saber el entonces canciller en 1990. “Siempre hablo con mi madre y con mi hermana”, respondió Merkel, sin saber que su respuesta la convertiría en la titular del ministerio de la Mujer y de la Juventud y que la prensa de su país la bautizaría como la “niña de Kohl”.

La “niña de Kohl” cumplió recién 10 años al frente del gobierno germano, una hazaña que no es gratuita. Merkel inició su camino hacia el poder, paso a paso y sin cometer errores ni riesgos innecesarios, una estrategia que la volvió desconfiada, pero que le ayudó a convertirse, con 51 años, en la primera canciller en la historia de Alemania, pero también en la más joven y, más importante aún, en la primera ciudadana oriunda de la Alemania comunista en ocupar el cargo.

Cuando Merkel juró como canciller, el 22 de noviembre de 2015, el presidente del Bundestag, Norbert Lammers, tuvo la ocurrencia de pronunciar una frase que aún se recuerda en el país y que se convertiría con el tiempo, casi en una profecía. “Señora Merkel. Usted ha sido elegida hoy democráticamente como la primera mujer en ocupar la jefatura de gobierno. Esto representa un poderoso mensaje para las mujeres y, con toda seguridad, también para algunos hombres”, dijo.

Pero la historia política alemana también recuerda que Angela Merkel inició su primer mandato como una canciller devaluada y casi sin el apoyo de la mayoría de sus compatriotas. Una encuesta de la época realizada por el Instituto Allensbach recuerda que 39 por ciento de los alemanes creía que Merkel sería una canciller débil y sólo 32 por ciento pensaba que Merkel sería una jefa de gobierno fuerte.

Una década después, el mismo instituto demoscópico descubrió que 56 por ciento de sus compatriotas afirman que Merkel es la líder ideal de Alemania, otro 62 por ciento está convencido de que la actual canciller es una líder con una fuerte personalidad y 82 por ciento afirma que Merkel es una mujer inteligente.

Pero algo raro en su vertiginosa carrera, está enfrentada ahora a una inédita crisis que ha hecho creer a los comentaristas políticos y a muchos militantes importantes de su propio partido, que Merkel tiene los días contados como canciller de Alemania a causa de un gesto que la convirtió en una heroína continental: su generosa política de asilo, que abrió las fronteras del país a cientos de miles de refugiados.

En su primera legislatura (2005-2009) Merkel sorteó con éxito la fatídica crisis financiera mundial que estalló en 2008 y logró, junto con su ministro de Finanzas, el socialdemócrata Peer Steinbrück, tranquilizar a sus compatriotas, al asegurarles que sus ahorros no corrían peligro. Gracias a una interesada política keynesiana, el gobierno inyectó dinero fresco en la economía y salvó de la quiebra a la banca.

Dos años después, el periódico BILD, un medio que tiene el poder para acabar con las carreras de los políticos en menos de tres días, convirtió a Merkel en una moderna y poderosa “canciller de hierro” a causa de la férrea posición que defendió a la hora de sacar a Grecia del pantano fiscal en el que se estaba asfixiando, una política que causó furor en Alemania, pero que convirtió a la canciller alemana en una insólita copia femenina de Hitler.

“Dura como la piedra, inflexible y capaz de defenderse: así debe presentarse ante los jefes de gobierno de la Unión Europea”, escribió el BILD, en marzo de 2010, al resumir la postura que terminó defendiendo la canciller en una crucial cumbre comunitaria que debía aprobar una ayuda  para impedir que Grecia sucumbiera a sus propios pecados y, con ello, pusiera en peligro la existencia del euro.

“Un buen europeo no es necesariamente el que corre para ofrecer ayuda, sino aquel que respeta los tratados y los derechos de los Estados para no dañar la estabilidad de la zona euro”, dijo Merkel al rechazar las críticas que estaba recibiendo. “Es absurdo convertir a Alemania en la cabeza de turco por los problemas que ahora debemos afrontar”, sentenció.

La gestión de Merkel en la crisis de la deuda griega y la de otros países del sur de Europa hizo temer a Europa que Alemania había recuperado el encanto maligno de la hegemonía continental, pero convirtió a la canciller en una líder capaz de mostrar el camino al resto de sus socios europeos de lo que era correcto hacer. Su liderazgo le permitió defender los intereses de su país, pero sin perder de vista a Europa; arriesgó el dinero de sus compatriotas para salvar el euro y logró hacerse respetar por sus colegas europeos.

Aunque Merkel demostró en los últimos diez años que no es una mujer con visiones y que su accionar político ha estado marcado por una rara timidez, fue la audacia lo que motivó el mayor desafío para su carrera y que ha hecho creer a sus amigos y enemigos que su fin está cerca. Su firme negativa a poner un límite a la llegada de refugiados y de cerrar las fronteras alemanas, provocó aplausos, pero también consternación y miedo en el país.

Los municipios, desbordados por la llegada de los peticionarios de asilo, pusieron el grito en el cielo, sus aliados políticos le dieron la espalda y los países de Europa del Este la acusaron de imponer un “imperialismo moral” en el seno de la Unión Europea. La crisis de refugiados que estalló en el mes de agosto, y que aún perdura, hizo sonar la alarma en las sedes de los principales partidos políticos alemanes donde nacieron varias interrogantes existenciales. ¿Estaba en marcha un golpe para destronar a la canciller? ¿Su generosa política de asilo ponía en peligro la seguridad interna del país?.

Las dudas, posiblemente son exageradas y, aunque las criticas aún subsisten, Merkel, en medio de la crisis, demostró tener una inédita vocación política y moral al acoger a decenas de miles de personas, una decisión destinada a evitar un desastre humanitario. “Si empezamos a tener que pedir disculpas por mostrar una cara amable en situaciones de emergencia, entonces éste no es mi país”, dijo Merkel.

La crisis de los refugiados confrontó a Europa al mayor desafío que ha vivido en los últimos 25 años y ahora, lo que parecía una comunidad de países inexorable, corre el riesgo de hacer implosión, un peligro que puede ser evitado si la UE admite que la única solución a la crisis es seguir la pauta marcada por Merkel: compartir la carga de los refugiados, fortalecer los controles y el tratamiento a los peticionarios de asilo en las fronteras exteriores de Europa y buscar un consenso con los países de tránsito.

“Sin Angela Merkel es difícil que Europa pueda controlar sus fuerzas destructivas”, anotó el influyente semanario británico The Economist, en un artículo de portada que tituló “Una europea indispensable”, quizás el mayor elogio que haya hecho un medio europeo al desempeño de Angela Merkel, que esta semana recién cumplió diez años al frente del gobierno alemán.

Excelsior

 

Quinientas mil mujeres y niñas fueron abusadas sexualmente en lo que va de 2015: Inmujeres

Noviembre 26, 2015

Quinientas mil mujeres y niñas fueron abusadas sexualmente en lo que va de 2015: Inmujeres

Quinientas mil mujeres y niñas han sido violadas o abusadas sexualmente en nuestro país en lo que va de 2015, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).
Se trata de más de 1500 al día;  en el 84 por ciento de los casos el agresor es la propia pareja…
“Las estadísticas relacionadas con violencia contra las mujeres han sido subestimadas, porque del hecho a la denuncia y de ésta a la impartición de justicia hay un largo y aterrador trecho que recorrer”, dijo a Crónica Marcela Eternod, Secretaria Ejecutiva del Instituto.
Conforme a los números de la dependencia -basados en las últimas encuestas nacionales sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, y de Ocupación y Empleo—, las víctimas este año ascienden a 498 mil 624: 418 mil 220 violadas por sus parejas:
“Cuando los esposos, novios o compañeros obligan a una mujer a tener relaciones sexuales que en ese momento ella no desea, la están violentando”, señaló la funcionaria.
En 80 mil 404 historias están involucrados otros atacantes, “como los padres, hermanos, suegros, tíos, cuñados, jefes o compañeros de trabajo, vecinos, maestros o directores de escuela, policías y desconocidos”.
Los abusos de este tipo se han incrementado un 8 por ciento en relación a 2011, cuando se contabilizaron alrededor de 460 mil casos.
Menos del cinco por ciento de las agredidas denuncian ante el ministerio público: en 2015 tan sólo se han presentado de manera formal 21 mil 805 denuncias…
“No denuncian porque no confían en recibir ayuda, eso lo captamos en las encuestas que hacemos: preguntamos por qué no lo hacen y las respuestas son: porque no sé a quién acudir, porque pienso que se recrudecerá la violencia en mi contra, porque en el ministerio público me han revictimizado, porque es muy costoso acceder a la justicia, porque nadie puede ayudarme a mejorar mi situación”, refirió Eternod, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el cual marca el arranque de 16 días de activismo a favor del tema.
Según Inmujeres, de entre las 418 mil 220 violadas por sus parejas, 370 mil 376 están casadas o viven -o han vivido- en unión libre, mientras que 47 mil 844 son solteras.
Un dato recurrente en las Encuestas Nacionales sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares levantadas por INEGI e Inmujeres y otros estudios del Instituto es que una de cada dos mujeres ha sufrido violencia por parte de su pareja: el 47 por ciento refiere al menos un incidente de violencia a lo largo de su relación sentimental.
“Las mujeres sufren violencia emocional, económica, física y sexual por parte de su propia pareja, de la persona con la cual decidieron compartir su vida y conviven a diario”, detalló la Secretaria Ejecutiva.
ASESINADAS Y MADRES ADOLESCENTES.  Además de las violaciones o abusos sexuales, otros de los tópicos que más preocupan a Inmujeres es el de homicidios y embarazos entre adolescentes…
“Las autoridades están confundiendo los feminicidios con homicidios, no se hacen protocolos de investigación para un feminicidio, cuando lo que está ocurriendo es que las están matando o agrediendo por ser eso: mujeres. Es dramático que en la mayoría de los casos el agresor ejecuta el asesinato con las manos: asfixia, ahorca, mata a golpes, acuchilla con armas punzocortantes”, describió Eternod Aramburu.
Y apuntó: “Resulta absurdo que en las clasificaciones nacionales se metan todos los delitos contra mujeres en una bolsa donde se mezclan y es imposible separarlos. Aunque haya un feminicidio debemos saber quién lo hizo, cómo lo hizo, cuándo y por qué, y todos los homicidios deben ser investigados con ese protocolo; ya si se descarta, no perdimos nada”.
En torno a los embarazos a temprana edad, Inmujeres tiene registrados 13 mil casos al año de niñas menores de 16 años que se convierten en madres. Se han documentado expedientes de mamás de 9, 10 y 11 años…
“Es claro que tenemos que redoblar esfuerzos para que la violencia no se naturalice, porque quien empieza humillando, luego golpea, agrede sexualmente y termina por asesinar. La violencia va escalando y tiene que ver con la impunidad para los agresores, y con un componente de vergüenza que casi siempre recae en la víctima: se siente culpable de lo que pasa cuando no lo es”.

La  Cronica

Se repartirán los partidos 4.03 mil millones de pesos en 2016

Noviembre 21, 2015

Partidos.jpg

Los ocho partidos políticos con registro se repartirán el próximo año 4 mil 31 millones de pesos de financiamiento público, y aunque el PRI obtiene la cifra más alta –mil 61 millones–, Morena se perfila como el de mayor crecimiento, con 416.5 millones, es decir, 327 por ciento más que en 2015.

El PRD sufre el mayor desplome, al recibir 494 millones de pesos, 195 millones menos que este año, lo que equivale a una caída de 28 por ciento. Aunque el Partido Verde Ecologista de México cometió numerosas irregularidades en las pasadas elecciones, gana 24 millones.

El anteproyecto de acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) por el que se establecen las cifras del financiamiento público, será votado y en su caso aprobado en la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos el próximo lunes y pasará después para ser discutido en el Consejo General.

Los grandes, con menos dinero

Dicho documento, del cual tiene copia este diario, plantea disminuciones para los tres partidos grandes en relación con los recursos asignados para gastos ordinarios, de actividades específicas y de las franquicias postales y telegráfica de 2015. O sea, en este cálculo no se incluyeron los fondos para gastos de campaña, que en 2016 no se repartirán por no haber elecciones federales.

La bolsa de 2016 asciende a 4 mil 31 millones de pesos, de los cuales 3 mil 838.5 millones son para el sostenimiento de actividades ordinarias, 115.1 millones para actividades específicas, 76.7 millones para la franquicia postal y 693 mil 497 pesos para la franquicia telegráfica.

En 2015 el monto total repartido fue de 5 mil 356 millones de pesos, aunque para la elaboración de esta nota informativa se descontaron mil 172.8 millones de pesos destinados a gastos para campañas electorales.

Como reflejo de las votaciones obtenidas en las elecciones de junio pasado, el PRI recibirá mil 61 millones, o sea, 7.8 millones menos que este año, una reducción de 0.74 por ciento.

Mientras, el PAN obtendría 807 millones de pesos, es decir, 93.2 millones menos que este año (una caída de 10.36 por ciento).

El Partido Nueva Alianza pasa de tener 290 millones de pesos a 272 millones, por lo que pierde 18 millones, 6.3 por ciento.

Del grupo de cuatro partidos políticos que salen ganando, el principal es Morena, que este año tuvo apenas 97.4 millones de pesos (sin considerar los gastos de campaña).

Le sigue Encuentro Social, que recibiría 260 millones de pesos, 163 millones más que este año; crece 167 por ciento.

Otra fuerza política que ganó más votos y bonos económicos es Movimiento Ciudadano, que pasa de tener 288 millones de pesos en 2015 a 346 millones en 2016, o sea 58 millones más.

El Partido Verde, lejos de perder recursos, recibirá 372 millones, o sea, 7 por ciento más.

De este reparto quedaron fuera el Partido del Trabajo y el Humanista, los cuales perdieron registros como fuerzas políticas nacionales por no obtener 3 por ciento de la votación requerida en los pasados comicios federales.

La  Jornada

Destacan los ataques terroristas en París un choque de civilizaciones

Noviembre 17, 2015

Desde que el fallecido Samuel Huntington predijo que la política internacional estaría dominada por un “choque de civilizaciones”, su teoría, primero planteada en 1993, ha encontrado algunos de sus partidarios más entusiastas entre los islamistas militantes. Los terroristas que infligieron los asesinatos en masa en París son parte de un movimiento que ven al Islam y Occidente enfrentados en un inevitable combate mortal. 

Los líderes políticos occidentales, por el contrario, casi siempre han rechazado el análisis de Huntington. Incluso George W. Bush dijo que “no hay un choque de civilizaciones”. Y la vida cotidiana en las naciones occidentales multiculturales — la mayoría de las cuales tienen grandes minorías musulmanas — ofrece una refutación diaria de la idea de que diferentes religiones y culturas no pueden vivir y trabajar juntos. 

A raíz de los atentados de París, esta idea central necesita ser reafirmada. Y sin embargo, una reafirmación necesaria de los valores liberales tampoco debería impedir un sobrio reconocimiento de algunas tendencias globales malignas. El hecho es que el islamismo de línea dura está en aumento, incluso en algunos países, como Turquía, Malasia y Bangladesh, considerados previamente como modelos de las sociedades musulmanas moderadas. Al mismo tiempo, los prejuicios anti-musulmanes han entrando en la corriente política en EU, Europa e India. 

En conjunto, estos desarrollos han reducido el espacio para aquellos que quieren contrarrestar la narrativa de un “choque de civilizaciones”. 

Los ataques terroristas, como los de París, tienen como fin promover las tensiones entre musulmanes y no musulmanes. Pero también hay tendencias a largo plazo que han impulsado la radicalización. Una de las más perniciosas es la forma en que los Estados del Golfo, especialmente Arabia Saudita, han utilizado el dinero del petróleo para difundir formas intolerantes del islam en el resto del mundo musulmán. 

Los efectos son ahora visibles en el sudeste asiático, el subcontinente indio, África y Europa. Malasia siempre ha sido presentada como un ejemplo de una nación exitosa y próspera, multicultural, con una mayoría musulmana malaya y una gran minoría étnica china. Pero las cosas están cambiando. Bilahari Kausikan, un exjefe de la cancillería en la vecina Singapur, señala una “reducción significativa y permanente del espacio político y social para los no musulmanes” en Malasia. El escándalo de corrupción que actualmente enfrenta el gobierno del primer ministro Najib Razak ha aumentado las tensiones comunales, ya que el gobierno de Malasia ha vuelto a caer en la política de la identidad musulmana para conseguir apoyo. Un ministro subalterno del gobierno recientemente acusó a la oposición de ser parte de una conspiración global judía contra Malasia. 

En Bangladesh, un país musulmán con una constitución laica, los islamistas radicales han sido responsables de asesinatos de intelectuales, blogueros y editores en el último año. También ha habido un aumento de los ataques a cristianos, hindúes y musulmanes chiítas. Gran parte de esta violencia ha sido perpetrada por ISIS o al-Qaeda

Pero, como en Malasia, el auge del islamismo radical parece haber sido fuertemente influenciado por los Estados del Golfo, a través de la financiación de la educación y las conexiones forjadas por los trabajadores migrantes. 

La retórica anti-musulmana también ha aumentado en EU y se ha convertido en un tema común entre los candidatos republicanos a la presidencia. Ben Carson, que lidera muchas encuestas republicanas, ha dicho que ningún musulmán debería llegar a ser presidente estadounidense; mientras que Donald Trump ha dicho que deportaría a los refugiados sirios que lleguen a EU

La confluencia de estos desarrollos en América del Norte, Europa, Oriente Medio y Asia está alimentando la idea de un choque de civilizaciones. No obstante, la realidad es que los mundos musulmanes y no musulmanes se entremezclan en todo el mundo. El multiculturalismo no es una aspiración liberal ingenua; es la realidad del mundo moderno y tiene que continuar. La única alternativa es más violencia, la muerte y el dolor.

El  Financiero

Tu opinión nos interesa

Envíanos a nuestros correos tus denuncias o información que te interese que conozca la ciudadanía:

El Informador BCS

Noticias al Minuto BCS

Cabo Photos: Lifestyle Galleries Zipper's Bar and Grill Subway Blockbuster Blue Medical Net Burger King Cinemex Cinépolis
Hotel N Vanessa San Jose del Cabo Restaurants: La panga seafood coca-cola coca-cola comex office-depot
Editor: Ricardo A. Mondragón

logo-pie