San Ildefonso acoge la primera muestra pictórica de Marilyn Mason en México

Marylin Manson presentó The path of misery (El sendero de la miseria), exposición de 30 acuarelas de horror, sufrimiento, violencia, miedo, sexualidad y mucho autorretrato.

El rock star, cómo él mismo se definió ante la prensa, llegó a México para exhibir por primera vez en nuestro país su faceta de pintor en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, puedo tomar el micrófono lo mismo que un pincel, pero ahora como un sencillo artista, que no teme al ridículo, pues asegura que las políticas no lo limitan, el interés es crear algo que inspire, si no provocas nada, eres un artista mediocre.

El sendero de la miseria no significa que soy miserable, sino que he superado límites y me he reconstruido como artista, más que como músico, pintor, cineasta o lo que sea”, afirmó el estadunidense sobre el título de la exhibición, integrada por obras que creó entre 1998 y 2008, con las que rinde tributo a grandes maestros, como Salvador Dalí, Egon Schiele y Marcel Duchamp. Y al mismo tiempo no omite referirse a su más reciente disco.

Lentes oscuros, maquillaje ligero, de riguroso negro, cabeza semirrapada, el controvertido músico recorrió pasillos en el histórico recinto universitario, bajó las escaleras y atravesó el arco de piedra labrada con las palabras Orden y Progreso. Llegó hasta la mesa que lo esperaba en el centro del patio, rodeado por los murales de José Clemente Orozco, un centenar de periodistas y la noche, mientras a unas cuadras, en el Zócalo, se desbordaba la celebración aLa Catrina.

La muerte es un ciclo de la vida

La muerte no es algo negativo, es algo natural, expresó el Reverendo Manson, quien se identifica con las celebraciones en México, razón que lo motivó a visitarnos en Día de Muertos. Es la forma en que la veo, como un ciclo de la vida. En seguida se dijo honrado por exhibir en ese espacio cultural, asombroso y de gran prestigio, donde pidió hacer un recorrido para conocerlo a detalle.

Contornos difuminados, trazos brutales y colores intensos son parte de su obra pictórica, la cual comenzó desde su etapa escolar en un colegio cristiano, cuando aún era conocido como Brian Hugh Warner, nombre real del nacido en Ohio, mejor conocido por la fusión de dos iconos de la cultura popular estadunidense: la actriz Marilyn Monroe y el asesino Charles Manson.

Fui pintor antes que cantante, aunque saltó a la fama primero como figura extravagante y controversial del mundo de la música, con la banda que lleva su nombre. El escándalo es parte de su biografía: violencia, sexualidad, androginia, drogadicción y excesos, la procaz provocación a la sociedad estadunidense, sus matrimonios y divorcios.

When I get old (Cuando envejezca), una de las obras en exhibición, muestra un hombre encorvado, casi un duende deforme, un autorretrato del futuro, el cual fue realizado con acuarela y ajenjo (planta de la que Manson sacó una bebida al mercado, bastante criticada, casi como todo lo que hace). TambiénCrop Failure (Fracaso en la cosecha) sobre la persecución pública que sufrió después de atribuírsele responsabilidad en la matanza en una secundaria de Columbine, en 1999, de la cual también dio su versión en el documental de Michael Moore.

Algunas de las obras que acoge San Ildefonso (Justo Sierra 16, Centro Histórico), hasta el 5 de febrero de 2012, ya han visitado galerías en Moscú, Atenas, Viena, en la feria Art Basel, en Miami, y en su propia galería The Celebration Corporation Gallery of Art, en Los Ángeles, California, la cual abrió el halloween del 31 de octubre de 2006.

Los calificativos de oscuro, perverso, negativo, diabólico, acompañan al escritor, cantante, compositor, fotógrafo, cineasta y acuarelista. Su debut cinematográfico en 1997 fue al lado del director de culto David Lynch, en el filmeLost Highway (en México con el títuloPor el lado oscuro del camino), donde además de aportar piezas musicales, debutó como actor. Su amistad con Alejandro Jodorowsky fue inevitable en la presentación, a quien considera un mentor, amo a ese tipo, es como mi padre.

Paloma Porraz Fraser, directora del Antiguo Colegio de San Ildefonso, quien encabezó la conferencia de prensa, justificó que el museo universitario reciba a Manson como una práctica de acoger a personajes reconocidos en otras disciplinas y que habían tenido exploraciones constantes en el arte, como David LaChapelle o Mario Testino, no dejarlos fragmentados en su medio de trabajo.

Como dijo Manson, ya sea un micrófono o una guitarra, y lo puedas usar para expresarte, en ese sentido estamos de acuerdo, señaló ante los cuestionamientos por exhibir la obra de un showman, un personaje de la farándula, de quien se ha dicho que pinta como un recluso de manicomio en rehabilitación, calificado de dibujos escolares, o hasta un trabajo rescatable, pero sin fuerza.

El recinto recibe personas que exploran las artes visuales, pero que son conocidos en otros ámbitos. Les damos oportunidad de expresarse y mostrar su búsqueda, siempre y cuando tenga calidad.

Se publico en: Jornada